28 de Noviembre del 2003

 

(Por la Recipiente) “El siguiente mensaje se recibió después de leer la Lectura en preparación para el Rosario del Viernes en el Cañón.  No nos sorprendió recibir ese mensaje pues Nuestra Madre nos advirtió que Ella nos guiaría y dirigía nuestros pasos mientras continuamos sirviendo a Jesus.  Es mi opinión personal que habrá  menos mensajes audibles mientras se me llama a la oración contemplativa. Es mi oración que todos los corazones se den cuenta de la intensidad de corrupción en estos tiempos que estamos viviendo y entreguemos nuestra voluntad a Nuestro Divino Salvador, Jesucristo.”  

 

“Mis  Queridos Hijitos, 

 

Esta noche los llamo Mis Siervos de Misericordia.  Todos los que escuchan la palabra de Dios y permiten que el significado tan profundo tome raíz en sus corazones son los Siervos de la Misericordia. 

 

¿Empiezan a comprender el significado de ésto?  Nuestra Montaña de la Misericordia …. donde los pecadores más endurecidos cuando se exponen al amor incondicional de Dios, por medio de la Verdadera Presencia de Cristo, se encontrarán llamados al arrepentimiento total. 

 

Esta es Tierra Sagrada …. bien protegida por los Ángeles de Dios y visitada por muchos Santos a los cuales aclaman por su intercesión.  Todavía, Mis hijitos, su trabajo no se ha terminado pues cada uno debe continuar en oración y convertirse en ejemplo visible de la misericordia. Por medio de mucho amor y paciencia se están preparando para amar incondicionalmente también. 

 

Deseo más esfuerzo por medio de la oración para revelar la santidad de esta montaña a todos los que vienen. Una palabra expresada con gran amor revelará a los peregrinos   que la reverencia se debe al Amor mismo, que es Él, quien vive entre ustedes. Continúen, Mis hijitos, perseveren mientras continuamos derramando las gracias necesarias para esta vuestra misión. ¡Los bendigo esta noche mientras alaban a Mi Hijo!”

 

 

Segundo Mensaje del 28 de Noviembre del 2003

 

 

(Visual por recipiente) “Madre ….. ¿Deseas explicar?  Veo una gran montaña cubierta con flores hermosas de todos  tipos y colores. Una fragancia ….. tan, tan hermosa. Un enorme ramillete en alguna montaña…..y oigo ruido y risa, hay personas corriendo  entre las flores y las pisotean y las rompen riéndose mientras las cortan y las jalan …..  ¡O, Madre!” 

 

Solo mantente en paz, hija Mía, pues es lo que He dicho este día.  Las flores representan las almas que han sido pisoteadas …. Ignoradas.  Pero un desatino para los que vienen a este Lugar Sagrado. Aun no se dan cuenta de lo que han hecho. Esto es lo que deseo que sepan  ….. . que cada uno que se reúne aquí en esta montaña ….. cada uno que su corazón pertenece a Jesus, es llamado a ser responsable para ayudar a estas almas.  Que estén llenos de reverencia sabiendo que están en la  presencia de Nuestro Senor.  Hay tantas distracciones en el mundo que les quita la atención de El, quien merece toda atención.  Y ésta es su misión ….. algo tan importante que están llamados a hacer ….. ser guías  gentiles, para restaurar aquello que ha sido menospreciado, la reverencia, la paz y el amor que se ofrece en este lugar santo.”  

 

(Lenguas) “Madre, somos tan gentiles con las almas, como Tú lo Has pedido.  Mira estas flores que han sido pisoteadas ….. las almas ….. ahora destrozadas sobre el suelo sin fuerza y sin poderse parar fuertes y hermosas….. pero sin fuerza y marchitas ….. desenraizadas, ¿Madre, que podemos hacer?”   

 

Recógelas, Mi Hijita.  Luego tiernamente con  amor abundante vuélvelas a sembrar en el amor y la misericordia de Dios. Sé muy cuidadosa especialmente con aquellas que han sido cortadas pues han estado alejadas por mucho tiempo y van a regresar por tu amor y cuidado. Sí, Mi hijita, tu interés por cada una de ellas. Ustedes son Mis jardineros y Mis Hijitos de la Misericordia. Yo les he enseñado. Sabes, Mi hijita, lo que espero de ti, y solo de ti, pero otros deben saber que tienen una gran responsabilidad a ser dóciles y firmes que estas almas destrozadas deben ser transplantadas en tierra nueva donde sus corazones sanarán y se  renovarán con el Amor de Jesus. Ves….. Él está de pie, velando, invitando, esperando. Pongan las herramientas en sus manos, Mis hijitos….. las herramientas del amor, obediencia perdón y ayuden a alimentar estas  almas preciosas que regresen a Mi Hijo. El los ama tanto.  Hagan lo que puedan….. pues el tiempo es corto. Qué hermoso es ver la montaña tranquila, floreciendo una vez más.” 

 

(Siguió la conversación personal)  “Un día, mi corazón va a estallar de amor por Ti.” (Lenguas poderosas)  “Amen.”  
  • Hits: 2590

Drone footage presented by Finding Sacred Spaces.