image

Shrines Specification

This small private shrine, open to the public, is located on a mountain side in Southeast Arizona, part of the Read More
image

A Word from our Visionary

Praise the Lord! Nothing stays the same once they truly commit ourselves to the Will of the Father. We slowly Read More
image

Insight and Reflection

During these particularly difficult times in our lives, it is felt that our Lord desires to offer words of encouragement Read More
image

History of the Shrine

The seeds of the building of the Shrine of Our Lady of the Sierras Read More
image

La Purisima Retreat Center

Visit La Purisima Retreat Center Read More
  • 1

Translate this page

enfrdeitptrues

Listen to the audio of an Aborted Baby Soul

 

Click on the Image to view a video of Our Lady of the Sierras

Annual Christmas Rosary & Mass
Rosario y Misa de la Temporada Navideña


Friday, December 17, 2021
Viernes, 17 de diciembre del 2021


Location: La Purisima Retreat Center
Locación: El Centro de Retiro La Purísima

 

For more information download the 2021 Annual Christmas Rosary & Mass
Para obtener más información, descargue el Rosario y la Misa Anual de Navidad 2021

 Live Stream of Annual Christmas Rosary & Mass

Click --> Our Lady of the Sierras Facebook Feed

La Purisima Retreat Center

La Purisima is named in honor of the Immaculate Conception (in Spanish, La Purisima Concepcion) - was incorporated in the Spring of 2000 to provide a "place apart" in an atmosphere of serenity and peace, where one can experience spiritual renewal and growth in the beautiful high desert of Southeast Arizona.

For the many groups and parishes of the Diocese of Tucson, as well as our other guests, La Purisima Center provides a "desert experience" of prayer and quiet reflection. We are particularly interested in providing retreat facilities for youth groups, but we welcome all groups with special needs.

For more information, please contact the Retreat Coordinator at (520) 240-5658 or LPRetreatcenter@gmail.com or visiting http://www.lpretreat.org

 

16 de Mayo del 2003

 

(El siguiente mensaje se recibió durante una meditación privada con Nuestra Senora en Elburn, Illinois. Una cosa en particular que deseo compartir es el gran afecto de Nuestra Senora para las familias y nuestras responsabilidades hacia ellas.  Mientras estábamos en conversación,  recibí  una llamada de mi familia que necesitaba mi atención inmediata. Ella detuvo su conversación y me pidió que atendiera a la necesidad de mi familia.  Cuando se resolvió la situación continuamos nuestra conversación como si no  hubiera habido interrupción alguna. Tal vez ésto es una lección que requiere nuestra comprensión y el valor que Nuestro Senor y Nuestra Senora ponen en nuestra respuesta a las necesidades con nuestros semejantes.)

 

Mi querida hija, 

 

En esta montaña sagrada llamaré a muchas almas sedientas para que muchos de ustedes, Mis pequeños, cultiven en la profundidad de sus corazones . . . el gozo y la paz en amar y servir a Dios Todopoderoso.  Están siendo refinados y afinados como instrumentos de este amor. 

 

Sabemos que sus días son largos y llenos de interrupciones que no cesan y todas para   perturbar su paz.  Hasta ahora están en paz con Dios, no pueden estar en paz con sus  hermanos y hermanas. Todo ésto viene con un compromiso, un fíate interno que da la dulce fragancia de un amor incondicional. 

 

Uno no llega a esta meta sin las cicatrices de las que Les hable anteriormente. Un atleta no llega a su meta sin mucho sacrificio y disciplina.  La palabra que deseo que oigan es disciplina. Escojan. Que tanto están dispuestos a negarse ustedes mismos, pues el negarse uno mismo por la gloria de Dios es un verdadero don del Espíritu. Tendrán hambre de Dios mientras su vida de oración crece.  Estén seguros que cuando verdaderamente tengan hambre de Dios en esta manera, El los bendecirá con una hambre insaciable por las almas . .  . .almas que también tendrán hambre de Dios.  

 

Permitan que la seguridad de Mi calma..... Nuestro Amor los fortalezca en estos tiempos de incertidumbre.  Estén en paz,  pequeños. . . . el amor y la misericordia de Dios vencerán todos los obstáculos.  Confíen y crean. 
  • 1
Our Lady of the Sierras Shrine