Translate this page

enfrdeitptrues

26 de Septiembre de 1999

 

“Mis queridos hijos,

 

Aprendan de Mis palabras.  Yo soy solo una Madre quien viene por amor a ustedes (Nuestros) hijos.  Ella, una madre, no olvida a su criatura pero continua abriendo sus brazos para abrazar --- para amar --- y para perdonar.  Es a través del perdón  que ustedes crecerán.  Es a través de el amor incondicional que ustedes deben aprender a venir a El (Jesus) a través de pruebas y tribulaciones.  El amor como ustedes lo conocen no es el mismo como Nuestro amor, porque el Nuestro ya es incondicional.  Yo espero a todas Mis criaturas cuando luchan porque no han aprendido a aMaria Mi Hijo (con confianza y abandono total).  Las decisiones en su vida deben hacerse con tal intensidad para alejarse de los falsos dioses de la vida para que puedan tener la paz verdadera que solo Jesus puede dar.  Yo los observo con Mi corazón ---- Mi corazón de espinas por el dolor que ustedes sienten, pero Yo  les doy Mi corazón y les pregunto --- ¿Me darán ustedes el suyo también?”

 

26 de Septiembre de 1999

 

“Mis amados hijos,

 

Yo he estado con ustedes estos pocos días.  He examinado sus corazones y los he encontrado dignos --- dignos de recibir Mis palabras.  Ya no los puedo seguir llamando criaturas que se tropiezan y caen, pero los llamo a madurar en la fe porque les he confiado una gran misión.  No es el tiempo para retroceder --- es el tiempo de gran alegría puesto que las puertas de Mi corazón están abiertas.  Extiendan su mano porque la Mía está extendida hacía ustedes.  Tómenla y sientan la fuerza de su Dios.  Confíen en Mí porque Yo no los he engañado.  Yo siempre he estado con ustedes.  Los he visto crecer, pero comprendan que con este crecimiento ---- si su corazón permanece puro ---- sus responsabilidades aumentarán.

 

Yo los llamo a orar con más profundidad.  Los llamo a reconciliar todas las diferencias porque Yo los purificaré y purgaré a todos Mis servidores que ellos estén preparados para estos tiempos tan difíciles.  Regocíjense porque ustedes han escogido a no rechazarme, Mis amados hijos, y Yo siempre estaré a su lado.”
  • 1
Our Lady of the Sierras Shrine