Translate this page

enfrdeitptrues

1 de Agosto de 1999
Mis amados hijos,

 

Yo, el Senor su Dios, Me regocijo este día por cada corazón que he buscado y encontrado gran placer.  Este es el comienzo de su jornada a Mi Padre y su Padre.  Sientan Nuestra presencia en su corazón Nosotros siempre seremos la fuerza que ustedes requieren.  Regocíjense y estén alegres porque el júbilo realmente ha llegado a Nuestros corazones.”

 

  • 1
Our Lady of the Sierras Shrine