Translate this page

enfrdeitptrues

 23 de Agosto de 1997 (Maria)

 

Mis queridos hijos,

 

Nos deleitamos mucho con todo aquello con lo cual ustedes han emprendido.  Nuestros corazones se llenan con alegría cuando Nuestras criaturas se reúnen ---- respondiendo a Nuestro llamado de preparación.  Los bendecimos, pequeños, porque sus corazones están abiertos y receptivos a Nuestra voluntad.

 

Regocíjense, queridos hijos, porque la tristeza en Nuestros corazones se ha tornado en esperanza, muchos sí escuchan y con sus fieles oraciones de devoción, tornaremos la esperanza en victoria.

 

Gracias, hijos Míos.  Permitan que la alegría del corazón de Mi Hijo sea su premio.  Paz y Amor.
  • 1
Our Lady of the Sierras Shrine