9 de Septiembre de 1997  (Maria)

 

Mis queridos hijos,

 

Alabado sea Jesús.  Sepan, queridos Míos, es únicamente a través de el corazón misericordioso de Mi Hijo lleno de amor y compasión por Sus hijos que me facilita a Mí, su Madre, poder estar con ustedes trayéndoles esperanza a corazones consagrados a Su Sagradísimo Corazón y a Mi Inmaculado Corazón.

 

Permitan que todo el temor y la desesperación sean convertidos en alegría porque el poder de la rectitud está de guardia sobre aquellos quienes confían en la fuente de misericordia. Vengan, pequeños corderos, y refrésquense mientras el tiempo lo permite. Busquen a nuestros hijos a quienes nosotros hemos enviado porque el tiempo de preparación pronto se acerca. Limpien toda impureza a través del hermoso regalo de la reconciliación. Libérense de la carga del pecado --- enfermedad contagiosa de sus almas la cual es fatal si se deja sin atender.

 

Actúen ya, hijos Míos, ya que su mundo está cambiando más rápidamente de lo que ustedes se pueden imaginar. Continuamente Les pido que se preparen --- primero y principalmente espiritualmente. Pidan a Mi Hijo una preciosa gota de Su Santísima Sangre para cubrirlos cada día, para que los frutos de su labor produzcan una gran Cosecha de almas para Jesús.

 

Gracias por atender a Mi llamado de preparación.  Siembra esa pequeña semilla de mostaza de fe --- nútrela y crecerá.  Muchos vendrán --- ¡abrácenlos con el amor de Jesús ya que ustedes, así lo han  decidido, ser los recipientes que cargan la luz y el amor puro de Jesús! No vean hacia atrás --- y en su deseo de santidad acepten con corazones llenos de gratitud las pruebas y sufrimientos de este mundo. Su fragancia se eleva delante del trono de Jesús tocando Su corazón con misericordia hacia Sus queridos hijos.

 

¡Los bendecimos, o pequeños Míos, con amor y paz!  
  • Hits: 3169

Drone footage presented by Finding Sacred Spaces.