31 de Agosto de 1997

 

(Mensaje dado en el pequeño santuario de la colina para huéspedes incluyendo a Frank y Gloria Costello, familiares y amigos)  (Maria)

 

Mis preciosas criaturas,

 

Así como me han buscado este día así Yo, su Madre, vengo.  Reciban Mis bendiciones maternales.  Sientan Mi presencia en la suave brisa mientras los acaricio, fieles Míos.  Los recojo a cada uno de ustedes en Mi corazón y presento sus oraciones y peticiones a Mi Hijo.  Paz y Amor, pequeños Míos.