• 1

La Historia del Lugar Santo de Nuestra Señora de Las Sierras



La Historia del Lugar Santo de Nuestra Señora de Las Sierras Las semillas para edificar el Santuario de Nuestra Señora de las Sierras probablemente se remonten hasta la misma formación de las Montañas Huachuca que fueron creadas hace siglos por nuestro Creador en el Sudeste de Arizona. En los tiempos lejanos cuando los nativos Americanos ocupaban esta región, la leyenda confirma que estas montañas guardaban un significado espiritual para ellos.

A principios de los años 1600 esta área fue primero explorada por los españoles y después llegó a ser parte de México. Sobre la firma de la Compra Gadsden en 1853 la región se convirtió en territorio de los Estados Unidos. Antes de 1870 mucho antes de que Arizona fuera estado esta región se conocía por su minería, aserraderos y ganadería. Los jefes pieles rojas Cochise y Jerónimo formaron la última resistencia en lo que ahora es el condado de Cochise. El Fuerte de Huachuca abrió sus puertas en 1877 para tratar con el problema de los pieles rojas y fue el hogar de los “Soldados Búfalo”. Este fuerte es ahora el Centro de Inteligencia Militar y está a 12 millas del Lugar Santo de Nuestra Señora de las Sierras al lado de Sierra Vista, Arizona. Hacía el Este están los pueblos del antiguo Oeste de Bisbee y Tombstone.

Aunque los gobiernos estatales y federales son los propietarios de la mayoría de la tierra en Arizona, algunos terrenos se pusieron a la disposición para uso privado gracias a otorgamientos de tierras, reclamos mineros bajo las “leyes de el Dominio Público” y compras por medio de los canales normales. En 1987 una pareja de Illinois, (Gerald y Patricia Chouinard) llegaron a esta región para visitar a un familiar y mientras paseaban se encontraron un letrero de venta en los matorrales indicando que una parcela estaba disponible en “Ash Canyon” en la parte baja de la montaña. Esta parcela permitía una vista panorámica al Este del alto desierto del Valle de San Pedro a 400 pies hacia abajo y al lado contrario, al Oeste están las Montañas Huachucas con sus capas de nieve. Al terminar su investigación, la pareja compró ocho acres de tierra en 1988 para su futura casa de retiro y contrataron a un arquitecto para hacer los planos de la única residencia pegada a la montaña.

En 1990 justo antes de comenzar la construcción la pareja sintió el llamado después de leer un artículo acerca de eventos religiosos que estaban ocurriendo en un lugar llamado Medjugorje, Yugoslavia. En noviembre de 1999 al igual que otros miles fueron en un peregrinaje a Medjugorje con un pequeño grupo saliendo del aeropuerto de Chicago. Con las privaciones regulares imprevistas la pareja encontró un área que irradiaba “mucha espiritualidad”, la cual tuvo un gran impacto sobre la conversión a la fe católica de su esposa. Fue uno de esos pocos instantes que las personas empujaban solo para entrar a la iglesia. Sin embargo la pareja no experimentó ningún fenómeno excepcional como muchos otros. Lo más  impresionante fue la vista del valle desde el pie de la gran cruz de piedra sobre la Montaña Kriscivac. Esto se parecía a la propiedad que habían comprado para su nueva casa a 5,000 pies sobre el desierto Sonorense en Arizona.

Al regresar en noviembre de 1990 la pareja comenzó la construcción de su casa en Arizona, la cual terminaron a principios de 1991. Cerca del final de la construcción cuando el marido Gerald estaba de pie con el contratista miró hacia abajo al Valle de San Pedro y dijo que sería encantador construir una cruz de  veinte pies que diera el frente hacia el valle de abajo. Este fue el momento que el destino comenzó el resto de su curso. Pensando en la cruz en Medjugorje, creció el tamaño y la composición de la propuesta cruz.

Como resultado de un atrio que fue construido en su casa ellos se familiarizaron con una compañía de la cercana ciudad de Tucson que era capaz de fabricar estas enormes creaciones hechas de una composición de fibra de vidrio, acero y concreto. Al consultarse se determinó que si se deseaba una cruz más grande se podría construir hasta de 70 pies de alto. La esposa expresó un fuerte deseo que una estatua de la Santísima Virgen María pertenecía al lado de la cruz. Fue discernido que la estatua de María debería tener un brazo extendido señalando la Cruz; no solo la cruz sino también México que está a 5 millas hacia el Sur. Los planes estructurales fueron entonces preparados para el proyecto propuesto y luego consultaron al Departamento de Planificación del Condado de Cochise para la aprobación preeliminaria.

Al principio les dijeron [a los ahora llamados los fundadores] que lo que ellos tenían en mente probablemente no se podía hacer en el Condado de Cochise. Las regulaciones normalmente no permitían estructuras religiosas o no religiosas, que fueran más de treinta pies de alto. Sin embargo había unas excepciones; una de ellas son los monumentos. Les dijeron también que ningún permiso podría ser dado sobre nomás las dos estructuras solas. Fue entonces determinado que una pequeña capilla sería aceptable para cumplir con la regulación y así la Cruz sería legalmente considerada un monumento. Otra vez el destino dictaminó que una pequeña capilla que no estaba en el plan se uniera a las estatuas de la Cruz y de la Madona. Muchas otras situaciones y regulaciones casi paran el proyecto. Basándose en la tentativa aprobación del permiso del condado, encargaron comenzar los proyectos de construcción de la Cruz y la estatua de la Madona en 1993. La pareja al compartir su entusiasmo con un vecino fue un error. Inmediatamente un grupo de opositores se organizó, sobre la base del proyecto permitido o no, que ésta no iba a ser construida en su Cañón. El opositor organizó a su grupo y recaudaron fondos de tan lejos como California para registrar cualquier clase de acción necesaria para detener el proyecto que uno llamó “Contaminación Visual”. Al principio el periódico local publicó la controversia, luego las canales de televisión de Tucson, Arizona y finalmente los periódicos más importantes como Los Ángeles Times. Los fundadores no podían creer la intensidad de la oposición. Sin embargo esta oposición también aumentó las señales de apoyo al proyecto de muchos otros observadores.

Como resultado, ésto también se convirtió en una cuestión política y más obstáculos del condado misteriosamente aparecieron. Antes que se emitiera un permiso, los opositores registraron una queja con la Mesa Directiva de Ajustes para una audiencia pidiendo rescindir el permiso original. Los opositores perdieron y el Condado otorgó un permiso que abrió la puerta para una segunda Mesa Directiva de Ajustes. En la Segunda audiencia, hasta con el apoyo del Fraile Bryerton y un grupo grande de apoyo, era aparente que los fundadores iban a perder. Sin embargo por un boto técnico el condado permitió dar el permiso. Los opositores inmediatamente registraron una petición en el Tribunal Superior en Bisbee, Arizona para detener el proyecto.

Los fundadores se dispusieron a comenzar el proyecto, puesto que este juicio no afectaba en ninguna manera a la construcción. Tres meses después de que el permiso fuera otorgado, el condado misteriosamente resultó una orden para detener el permiso basándose en un detalle acerca de la vía de acceso. El cumplimiento con estos requisitos provocó otra directiva del condado requiriendo aplicar para otro permiso. En el otoño de 1994 después de cumplir con los nuevos impedimentos del condado nos otorgó un segundo permiso. Esto abrió la puerta para una tercera Mesa Directiva de Ajustes y esta vez estaba aparentemente a favor de los opositores. El permiso fue legalmente anulado y el proyecto completamente detenido. Metiendo su propia demanda (los fundadores) en el Tribunal Superior tomaría al menos 18 meses para ser escuchado.

Los fundadores ahora tenían la opción de renunciar o continuar con su propio juicio en el Tribunal Superior para recuperar su permiso. Interesantemente, el  director del Departamento de Planeación del Condado declaró en la televisión de Tucson, Arizona, que todas las peticiones por todos sus departamentos habían sido cumplidas. Tres miembros de la Mesa Directiva de Ajustes, consistiendo de dos vecinos que viven en el cañón y el otro de fuera, tuvieron el poder de parar todos los esfuerzos que nos tomó tres años de arduo trabajo. En 1995 los fundadores decidieron entablar su propio juicio en el Tribunal Superior para recuperar su permiso. En el otoño de 1996, después de gastar cincuenta mil dólares en gastos y honorarios de abogados, el juez del Tribunal Superior reestableció el permiso. En esencia se confirmó que al cumplir con todas las condiciones solicitadas por el condado, la Mesa Directiva de Ajustes actuó erróneamente. Aunque el juicio fue siempre una cuestión de derechos sobre la propiedad, nunca se hizo una cuestión religiosa. La construcción del proyecto comenzó en marzo de 1997.

La Capilla al principio fue básicamente una simple disposición para cumplir con el requisito del condado. Cuando la construcción comenzó, pequeños eventos comenzaron a suceder. El exterior de la capilla iba ser estuco. Sin embargo, en una parcela local se encontraron muchas rocas de rió que por siglos el arroyo había bajado de las Montañas Huachuca. Se decidió intentar construir una elevación a la capilla con estas rocas de rió. Increíblemente estas rocas que salieron del arroyo fueron muy similares al cuento de la escritura sobre la multiplicación de los panes y los peces.

Al mirar la Capilla, rodeada de robles elevándose sobre la ladera de la montaña en una forma majestuosa complementando a estas piedras. Un ebanista en Benson, Arizona, guardaba un tesoro de madera de roble tallada a mano que él había traído de un granero holandés localizado en el estado de Michigan. De esta madera auténtica, se crearon vigas y también puertas y gabinetes excepcionales. El cielo está construido con madera de álamo del norte de Arizona. La capilla fue terminada en marzo de 1998.

Dentro de la capilla espera un magnificente mural de Jesús Resucitado de pie con Sus brazos extendidos saluda a los visitantes al entrar. Bajo esta pintura está un crucifijo antiguo de madera Española que sugiere profundos sentimientos de pena espiritual. En frente del mural está un altar pintoresco en el cual tres obispos y más de setenta sacerdotes han celebrado la santa misa. En otoño de 1998 el Obispo de Tucson, Arizona, permitió que el Santo Sacramento de la Eucaristía fuera alojado en un tabernáculo donado por la parroquia original de los fundadores en Saint Charles, Illinois.

La cruz céltica de 75 pies es un diseño Benedictino esculpido de madera tallada a mano que se eleva de un enorme árbol. Una pequeña cascada a la izquierda de la cruz con unos escalones que suben hacia la  montaña conduciendo a una pequeña gruta y a la décimo cuarta estación del vía crucis. En el centro de la cumbre de la cruz está la Corona de Espinas rodeando la hostia y la copa. Unas letras grandes circulares “VITA” que significan “vida” completan el diseño de la cruz. Una estatua de 31 pies de altura de la Santísima Virgen María está de pie sobre un pedestal a la derecha de la enorme cruz.

 

Una estatua de 31 pies de altura de la Santísima Virgen María está de pie sobre un pedestal a la derecha de la enorme cruz. Ella está de pie con su mano derecha señalando a la cruz céltica. Sobre Su cabeza yace una Corona de doce estrellas. Veces se han asociado con fenómenos espirituales que rodean su apariencia. En el 2002 se completaron las catorce Estaciones de la Cruz al aire libre que permite a visitantes hacer la jornada espiritual sobre el sendero subiendo al lado de la montaña desde el estacionamiento inferior. El equipo de voluntarios locales del lugar santo exclusivamente construyó estas estaciones. Varios individuos contribuyeron y donaron las catorce placas de bronce por un llamado personal para contribuir a esta magnificente obra.
El verano de 2004 marcó la instalación de un ángel de diez pies de alto “el Ángel de la Revelación” posando a la derecha de la enorme cruz y de la estatua de Maria. Un segundo ángel está de pie sobre el suelo consagrado de la estación doce. En otoño de 2004 se terminó la pequeña gruta de “Nuestra Señora de Guadalupe.” En 2005 un tercer ángel de mármol blanco “Guardián de los niños” fue puesto cerca de la entrada a la capilla.



Directamente diagonal desde la entrada de en frente del santuario en una loma panorámica está otro edificio [casa de oración] nombrada “Mary’s Knoll” (Montículo de María). Esta está abierta al público y se ha convertido en un lugar de serenidad y oración para los visitantes interesados. Dentro en el salón de oración está otro mural de Jesús sentado en un cerco como si nos estuviera hablando. A Su izquierda está una estatua de cuerpo complete de María extendiéndonos sus manos. Muchos casos fenomenales han sido asociados con este lugar. Cada viernes a las 7:30 p.m. en la Loma de María un Rosario público familiar invita a todos a compartir en la acogedora presencia de Nuestra Señora.

 

Desde el incendio en junio de 2011

 

En junio de 2011, La Virgen de la Sierra sufrió una pérdida debido al incendio que se inició en el extremo inferior de las montañas Huachucan, Montezuma Peak. El fuego se rompió por primera vez en México y llegó a las montañas Huachucan donde muchos hogares, incluyendo el Santuario sufrió pérdidas o daños. Pero, al igual que con la mayoría de cosas en la vida, perseveramos y la capilla ha sido restaurada y sus alrededores.

Esperamos de Mary Knoll, que sufrió una pérdida está en construcción y que deberíamos esperar que se abrió al público a finales de la primavera de 2014, como muy tarde, a principios del verano de 2014.