image

Shrines Specification

This small private shrine, open to the public, is located on a mountain side in Southeast Arizona, part of the Read More
image

A Word from our Visionary

Praise the Lord! Nothing stays the same once they truly commit ourselves to the Will of the Father. We slowly Read More
image

Insight and Reflection

During these particularly difficult times in our lives, it is felt that our Lord desires to offer words of encouragement Read More
image

History of the Shrine

The seeds of the building of the Shrine of Our Lady of the Sierras Read More
image

December 21, 2018 Our Lady's Message

Read the latest message delivered on December 21, 2018 Read More
  • 1

Translate this page

enfrdeitptrues

3 de Noviembre de 1997 (Maria)

 

Mis queridos hijos,

 

Ustedes han sido bendecidos muchas veces porque Nuestras palabras han fluido como los ríos fluyen hacia el mar --- de una gran profundidad hacia la otra.  Aun, hijos Míos, ustedes escogen solo escuchar el suave murmullo del pequeño arroyuelo el cual crea muy pocas olas en su curso natural de dirección.

 

Aquellos quienes escuchan Nuestras palabras deben oír el mensaje fundamental --- no escoger solo aquellos que encuentran significativos pero fuera de contexto.  La profundidad de Nuestros mensajes es tan vasta como el mismo océano --- comprendan Nuestras palabras porque hay gran urgencia y muy poco tiempo.  Nuestras palabras pondrán en prueba su comprensión y en veces hasta su propia imaginación --- pero, hijos Míos, Nuestras palabras no son solo palabras sino serias advertencias porque el mal abunda procurando sus almas.  Escuchen y crean, pequeños seres, y sepan, seres fieles Nuestros, ustedes permanecen cerca a Nuestros corazones.  Procuren, seres queridos, a aquellos quienes han sido guiados por el mal camino porque el Corazón de Jesús ansiosamente espera que cambien de parecer.  En Su Divina Misericordia, El procura a Su gente con un amor incomprensible tan grande que El arrancará a almas del borde de los fuegos del infierno mismo si ellas lo llaman.  Reflexionen, hijos Míos, en estas palabras. ¡Amor y Paz!
Our Lady of the Sierras Shrine